Aceites naturales para la cara. ¿Cómo combinar el aceite con un tipo de piel en particular y sus necesidades?

La tendencia del cuidado natural del cabello y la piel perdura, al igual que el argumento sobre los aceites. ¿Se pueden utilizar en el cuidado de la piel? Los partidarios lo confirman sin dudarlo. Los opositores afirman que los aceites obstruyen la piel. De hecho, el secreto para obtener los mejores resultados posibles gracias a los aceites radica en combinarlos adecuadamente con el tipo de tez.

Las propiedades de los aceites naturales se conocen desde hace siglos. En el pasado, no se sabía a qué se debían los efectos calmantes o antiacné de algunos aceites. Hoy en día sabemos qué sustancias contienen, por lo que podemos ahondar en sus propiedades. ¡Pero eso no es todo! Es la composición de los aceites lo que determina qué piel se beneficiará de ellos.

Ya no tendrás que dudar en qué aceite facial elegir: la respuesta está a continuación. Solo recuerda el principio más importante: escoge solo aceites naturales, sin aditivos, sin conservantes, almacenados en botellas de vidrio oscuro. La mayoría de las mezclas de aceites faciales ya preparadas contienen sustancias a las que la piel puede reaccionar con sensibilización.

¿Cómo funcionan los aceites faciales?

El aceite bien elegido es un cosmético natural ideal para nuestra piel. La edad o el tipo de piel no importan porque entre los cientos de aceites extruidos de varias plantas cada persona encontrará uno para sí misma. Esta es la fuente de los mejores nutrientes: vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y antioxidantes. Aplicar aceite en la piel con regularidad aporta muchos beneficios, ya que los aceites:

  • refuerzan la barrera hidrolipídica natural, es decir, evitan la pérdida de humedad;
  • protegen contra los factores externos nocivos como el sol y las toxinas;
  • restauran el resplandor, la suavidad, la tersura y la firmeza de la piel;
  • funcionan antisépticamente y reducen la inflamación, lo que ayuda, por ejemplo, a curar el acné;
  • retrasan el proceso de envejecimiento y la aparición de las arrugas.

Gracias al hecho de que los aceites cuidan para hidratar y nutrir la piel, resuelven muchos problemas: minimizan la sequedad y la picazón, eliminan la piel seca, reducen la decoloración, preparan la piel para el maquillaje, etc.

Cuidado de la piel con aceites: principios

Antes de probar un aceite facial, vamos a comprobar si este método de cuidado nos conviene. Hay varias reglas que deben seguirse para lograr los resultados deseados. Los aceites naturales funcionan mejor solo cuando se usan de cierta manera.

  1. Aplica los aceites faciales antes de acostarte para que puedan absorberse más profundamente durante el sueño.
  2. Para acelerar la absorción de los aceites, aplícalos a toquecitos en la piel con las yemas de los dedos.
  3. Unas gotas de aceite natural bastan para nutrir, alisar y regenerar el cutis.
  4. No utilices aceites con propiedades fotosensibilizantes durante el día.
  5. Los aceites faciales se pueden utilizar solos o como complemento de la crema.

Cuando se trata de aplicar aceites a la piel, al igual que en el caso de la lubricación capilar, es importante adaptar el producto a las necesidades individuales. Esta vez nos guiamos no por la porosidad sino por el tipo de piel. Factores tales como si la piel es grasa o si tiene algún problema serán tus determinantes. Si te estás preguntando qué tipo de aceite facial elegir, primero identifica el tipo de tez y luego, mira la siguiente lista.

  • Aceites para pieles secas
    La mayoría de los signos de deshidratación de la piel se pueden minimizar utilizando el aceite facial adecuado. Los aceites, como el coco (con consistencia de mantequilla), la pasiflora (definitivamente la más ligera), el aceite de argán, el aceite de jojoba, el aceite de girasol (cosmético, no para uso en la cocina) o el aceite de oliva serán ideales para las necesidades del tipo de piel seca.
  • Aceites para pieles maduras
    Las necesidades de la piel madura, con las primeras arrugas, perdiendo firmeza y elasticidad, corresponden mejor a los aceites con un alto contenido de vitamina E. Es un antioxidante natural y aporta propiedades antienvejecimiento. ¿Qué aceites faciales se deben utilizar cuando tenemos un problema con signos prematuros de envejecimiento? Opta por el aceite de rosa mosqueta o el aceite de argán.
  • Aceites para pieles grasas / propensas al acné
    Al principio, suena increíble, pero por naturaleza, los aceites vegetales pueden minimizar la grasa de la piel. Equilibran el funcionamiento de las glándulas sebáceas y reducen la secreción de sebo. Solo necesitas recordar que el aceite facial para problemas como acné o seborrea tiene una consistencia muy ligera. No obstruye los poros. Los aceites recomendados incluyen: aceite de camelia, aceite de jojoba o aceite de árbol de té.
  • Aceites para pieles sensibles
    Una de las características de la piel sensible es que puede reaccionar con irritación a muchas sustancias. La elección de los aceites, en este caso, debería estar muy bien pensada. No solo deben ser ligeros, sino que también deben tener un efecto delicado y calmar la irritación. Los aceites faciales adecuados, en este caso, incluyen el aceite de onagra, el aceite de primula o el aceite de ylang ylang.

¿Serán suficientes los aceites faciales?

No necesariamente. Las sustancias contenidas en los aceites no son las únicas que nuestra piel necesita. Además de los emolientes, o ingredientes que previenen la pérdida de agua, también necesitan hidratantes, componentes que suministran agua a cada célula. Un cuidado adecuado es el uso de aceites acompañado de otros cosméticos: cremas, sueros, mascarillas.

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *