Cuidado del cabello tras el invierno – Problema y solución

Es ampliamente conocido que los meses fríos de invierno suponen una gran carga para el cuidado del pelo. No es necesario que tengas conocimientos especializados en la materia para saber eso, porque toda mujer se da cuenta de que su pelo se debilita después del invierno. Antes de dar la bienvenida a la primavera, deberías pasar un poco más de tiempo cuidado tu pelo. Permítenos presentarte los problemas más comunes que tenemos que afrontar tras el invierno y las posibles soluciones a los mismos.

Cabello graso y debilitamiento del pelo

El viento helado hace que incluso la persona que más odia los gorros se los ponga. Por desgracia, la fluctuación de la temperatura y la piel sobrecalentada bajo la ropa puede provocar trastornos en las glándulas sebáceas, que liberan un exceso de sebo. El cabello débil y graso necesita una nutrición paciente. La normalización del funcionamiento de las glándulas sebáceas necesita tiempo, y se puede apoyar con exfoliaciones del cuero cabelludo (con un exfoliante casero con azúcar). Deberías limitar el lavado del cabello, porque una limpieza demasiado frecuente puede alterar aún más el funcionamiento de las glándulas sebáceas.

Puntas abiertas

Las puntas del pelo tras el invierno suelen estar en una forma terrible, debido principalmente a los daños mecánicos (bufandas, chaquetas, gorros). Las cutículas del pelo se elevan y, como resultado, las puntas se abren y se vuelven quebradizas. La solución más inteligente, especialmente para las puntas muy dañadas, es una visita al peluquero para cortarse el pelo. El estado de las puntas también puede ser mejorado por un cuidado adecuado del pelo que satisfaga sus necesidades. Vale la pena probar cosméticos con ceramidas, que aumentan la tenacidad de las células. También puedes probar mascarillas capilares altamente concentradas que son muy nutritivas.

Aumento de la caída del pelo

El aumento de la caída del pelo tras el invierno es un proceso natural, aunque puede parecer que durante la primavera perdemos cantidades mucho mayores de pelo. La pérdida de pelo estacional es un proceso que suele durar varias semanas. No tienes que preocuparte por ello, porque el pelo dejará de caerse tras este tiempo. Lo más importante es no entrar en pánico y esperar. Puedes enriquecer tu dieta tras el invierno, ya que durante los meses fríos es pobre y monótona. Proporcionar al cuerpo nutrientes fortalecerá, regenerará y nutrirá el pelo.

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *