Teñir y hacer las mechas en casa – Cómo hacerlo correctamente

No tienes que ir corriendo al peluquero o tener sus habilidades para teñirte el pelo. Todas nosotras podemos cambiarnos el color del pelo en nuestra propia casa. Sin embargo, antes de proceder con este tratamiento, deberíamos asegurarnos de tener todos los cosméticos y accesorios necesarios. También puedes aprender algunos trucos inteligentes a continuación.

En primer lugar, tienes que determinar el nivel de coloración y tu color de pelo actual. Para hacerlo, tienes que comprobar la longitud del pelo ya teñido o con mechas. Después, evalúa el color natural, que es el de las raíces. Cuanto más oscuro sea tu color natural, más difícil será utilizar un tinte claro. También debes tener presente que algunos pelos son más adecuados para las mechas o el teñido que otros.

El tipo de teñido depende de tu color natural. Si tienes el pelo marrón claro o un color rubio claro, entonces para lograr un tono más claro deberías aplicar un tinte de pelo permanente, porque cuando teñimos el pelo con él, no tenemos que usar un aclarador. Estamos hablando de tintes super aclaradores como los de Wella Koleston o L’Oreal Majirel.

Aunque aclarar el pelo es muy importante, el oxidante tiene un papel muy importante. Su concentración depende de nuestro color de pelo natural. Así: un 6% de oxidante aclara el pelo uno o dos tonos; un 9% de oxidante aclara dos o tres tonos; un 12% asegura un aclarado de 3-4 tonos. Recuerda que cuando usas tintes de pelo permanentes ultra aclaradores, no necesitas usar un oxidante adicional, porque aclaran el pelo unos 4 tonos y medio.

Al aclarar el pelo natural, el color siempre se volverá más cálido. Si quieres conseguir tonos más fríos, entonces elige oxidantes y tintes de pelo de un tono más frío. Cuanto más oscuro sea nuestro pelo natural, más difícil será conseguir un tono frío.

Antes de proceder con las mechas, necesitas preparar los accesorios y el tinte. Para un tinte en casa necesitas: cuenco, para mezclar el tinte en él; pincel plano para la aplicación; guantes de látex para protección; pinza para el pelo; ropa vieja; cepillo del pelo o peine para peinar. Después divide el pelo en varias secciones pequeñas y sujétalas en la parte superior de la cabeza. Ningún pelo suelto se puede interponer en el camino durante el teñido. El siguiente paso es preparar la mezcla del tinte siguiendo las instrucciones del fabricante.

Si te tiñes el pelo por primera vez, deberías hacerte una prueba de alergia. De esta manera puedes evitar el riesgo de alergias e irritaciones. Tu pelo puede estar un poco graso mientras lo tiñes. Esto protegerá al pelo y al cuero cabelludo de posibles daños. Las secciones que vas a teñir no pueden ser muy gruesas, deberían ser de un centímetro y medio aproximadamente. Tras la aplicación del tinte, haz un nudo, divide otros pelos, aplica el tinte y añádelos al nudo otra vez. Mantén el tinte en el pelo durante el tiempo aconsejado por el fabricante. El último paso es lavar el pelo dos veces para aclarar el exceso de tinte del pelo.

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *